Los debates políticos

debate-a-cuatro
Una de las principales cosas que se nos vienen a la mente cuando pensamos en política, son los debates, sobre todo lo debates que se están dando últimamente en nuestro país con la actual situación que tenemos. Debates a dos, a cuatro… en los que se presentan los principales partidos políticos, y todos con su punto de vista de ver las cosas en España, nos gusten o no nos gusten.

Hay distintos tipos de persona entre los que ven los debates, hay personas a las que no le gustan nada, a los que no les interesa la política en absoluto y prefieren hacer cualquier cosa antes que verlos. También tenemos por el otro lado a las personas que se vuelven locas con ellos, literalmente, personas que se emocionan tanto al verlos que acaban teniendo que comprarse un crece pelo de lo nerviosos que se ponen, a este tipo de personas también les gusta hablar con la televisión como si los políticos le estuvieran escuchando. Y por último tenemos el mejor tipo de persona a la hora de ver un debate televisivo, aquellos que no se enfadan ni cambian de canal, simplemente escuchan lo que los políticos tienen que decir, ya sean cosas con las que esté de acuerdo o con las que esté en contra, pero viendo siempre ambos puntos de vista para poder forjarse así una opinión propia y fundamentada con argumentos lógicos.

Esto es lo mejor que se puede hacer ya que hay que aprender a escuchar y a entender lo que se dice, ya que gritarle a la tele e indignarnos con lo que dicen no sirve de nada, lo único que hace es que nos pongamos nerviosos y que acabemos teniendo opiniones todavía más radicales de las que teníamos. Y por mucho que algunos partidos se empeñen en defender lo indefendible, ningún extremo es bueno.